Ejercicios Espirituales de San Ignacio

Ejercicios Espirituales de San Ignacio
Click para Ampliar Imagen
Autor(es) María Claret San Antonio
Precio: $265.00
Páginas 402
Tamaño 1
Disponibilidad: En Inventario
Fabricante o Editorial: APC
Puntuación Promedio: No Votado

Cantidad: Añadir al Carro

Hallándonos dando los ejercicios espirituales de San Ignacio, ya en público, ya en privado o en particular, nos han pedido muchísimas veces el libro de dichos ejercicios explicados, a fin de aprovecharse más y más de ellos, pudiendo así, con el libro en la mano, meditar y rumiar detenidamente, y aun repetir lo que una vez oyeran de viva voz; y no sólo para esto, sino también para poder hacer tan santos ejercicios por sí mismos en el año que no puedan conseguir director que se los dé. Condescendiendo, pues, a un deseo tan útil y laudable como santo, hemos determinado darlos a la luz pública, y distribuir sus meditaciones en diez días; a saber, ocho enteros y dos incompletos, que son la víspera y el día de comunión y conclusión. El día primero no tiene más que una meditación, y el último dos; los demás días tienen cuatro, dos por la mañana, y dos por la tarde y noche.

Mas para su mayor inteligencia debe saberse que los maestros espirituales dividen la materia de las meditaciones en tres órdenes, según los tres estados de los que meditan. Unos son pecadores que desean salir de sus pecados, y estos caminan por el camino que llaman vía purgativa, cuyo fin es purificar el alma de todos sus vicios, culpas y pecados. Otros pasan más adelante y aprovechan en la virtud, los cuales andan por el camino que llaman vía iluminativa, cuyo fin es ilustrar el alma con el resplandor de muchas verdades y virtudes, y alcanzar grande aumento de ellas. Otros son ya perfectos, los cuales andan por la vía que llaman unitiva, cuyo fin es unir y juntar nuestro espíritu con Dios en unión de perfecto amor.

 

San Ignacio divide esta misma materia de las tres vías con el nombre de cuatro semanas: en la primera semana pone la materia que corresponde a la vía purgativa; en la segunda y tercera semanas la materia de la vía iluminativa, y en la cuarta semana la materia de la vía unitiva.

Si lo desea, escriba un Comentario sobre este Producto
Su Nombre:


Su Comentario: Nota: No se permite HTML!

Valoración: Malo            Bueno

Introduzca el Código de la Caja de Abajo:

Al lector. 11

Plan de las meditaciones de los ejercicios 15

Tiempo y modo de hacer la meditación. 17

El primer acto de cada día 19

Se empieza de esta manera. 19

Actos que se han de hacer cada día

y en cada Meditación. 21

Conclusión de la Meditación. Acción de gracias. 23

MEDITACIÓN PREPARATORIA. 27

MEDITACIÓN II.

Del fin del hombre. 43

MEDITACIÓN III.

De la indiferencia con que

se deben mirar las cosas sensibles. 57

MEDITACIÓN IV.

Del pecado de los ángeles y de nuestros

primeros padres Adán y Eva. 69

MEDITACIÓN V.

De la malicia del pecado mortal. 82

MEDITACIÓN VI.

De las penas del infierno, y singularmente de

la pena de daño. 93

MEDITACIÓN VII.

De las penas del infierno, singularmente

de la pena de sentido y de su duración. 105

MEDITACIÓN VIII.

De la parábola del hijo pródigo. 117

MEDITACIÓN IX.

De los frutos que deben sacarse

de las meditaciones anteriores. 129

De la necesidad que tenemos de apartarnos de los

peligros y ocasiones de pecar. 133

MEDITACIÓN XI

Del pecado venial. 141

MEDITACIÓN XII.

De la muerte. 152

MEDITACIÓN XIII.

De la muerte del pecador. 161

MEDITACIÓN XIV.

Del juicio final. 171

MEDITACIÓN XV.

De la gloria del cielo. 179

MEDITACIÓN XVI.

Del reino de Jesucristo. 189

MEDITACIÓN XVII.

De la Encarnación y Nacimiento de Jesucristo, y a

dmirable humildad que practicó en estos misterios.

201

MEDITACIÓN XVIII.

De la vida oculta de Jesucristo, y de su admirable

obediencia. 215

MEDITACIÓN XIX.

De la vida pública de Jesucristo, y de su admirable

caridad y mansedumbre para con el prójimo. 221

MEDITACIÓN XX.

De la Conclusión de las meditaciones de la tercera sección,

y práctica de las virtudes en ellas contenidas. 229

MEDITACIÓN XXI.

De las dos banderas, una de Cristo Señor nuestro,

sumo capitán, y otra de Lucifer, mortal enemigo

de nuestra naturaleza humana. 235

MEDITACIÓN XXII.

De tres clases de hombres. 247

MEDITACIÓN XXIII.

Del tercer grado de humildad,

o sea del amor a los desprecios. 257

MEDITACIÓN XXIV.

De las penas interiores de Jesucristo. 269

MEDITACIÓN XXV.

De las penas exteriores de Jesucristo. 277

MEDITACIÓN XXVI.

De las ignominias y penas que toleró Jesucristo. 285

MEDITACIÓN XXVII.

Del prodigioso amor que manifestó Jesús

en la cruz a sus enemigos. 295

MEDITACIÓN XXVIII.

De la conclusión de la cuarta sección, o sea

de la vía iluminativa, y paso para la vía unitiva. 305

MEDITACIÓN XXIX.

De la Resurrección de Jesucristo. 311

MEDITACIÓN XXX.

Del amor de Dios. 319

MEDITACIÓN XXXI.

Del amor y amabilidad de Dios en sí mismo. 329

MEDITACIÓN XXXII.

De la devoción que debemos tener a María Santísima. 339

MEDITACIÓN XXXIII.

Del amor al prójimo. 349

MEDITACIÓN XXXIV.

Del Santísimo Sacramento. 359

MEDITACIÓN XXXV.

De la perseverancia. 365

Primera distribución del tiempo

durante los ejercicios que hacemos cada año

con nuestros familiares. 381

Segunda distribución del tiempo

para seglares que puedan estar encerrados

durante los diez días. 382

Tercera distribución del tiempo

para los seglares que no pueden estar encerrados. 383

Apéndice 395

Su Compra
0 Productos