El Kempis del Enfermo

El Kempis del Enfermo
Click para Ampliar Imagen
Autor(es) Fernández Piera Juan M.
Precio: $150.00
Páginas 208
Tamaño 1
Disponibilidad: En Inventario
Fabricante o Editorial: APC
Puntuación Promedio: No Votado

Cantidad: Añadir al Carro

No pueden llamarse males los que nos proporcionan bienes mayores.

«Dios no permitirá que venga otra cosa, sino aquello que fuere para mayor bien nuestro, aunque nosotros no lo entendamos» (Beato Juan de Ávila).

Tiene el Señor un arte especial para sacar bienes espirituales de los males materiales; de la enfermedad sabe sacar salud; de la muerte, vida.

«Aunque diere penas y castigos, se lo debemos agradecer; que siempre es para nuestra salud todo lo que permite que nos venga» (Kempis).

Nunca nos hace sufrir por sufrir. Envía o permite un mal para darnos un bien mayor. Los dolores son bienes con apariencia de males.

Mucho debe valer el dolor, cuando para buscarlo, Dios se hace hombre, y por soportarlo, el hombre se hace Dios.

«¡La gracia de las gracias, el mayor favor que, después de incesantes ruegos, me ha otorgado Dios por intercesión de María, es sufrir mucho por Él!» (San Juan Eudes).

«Cuanto Dios permite es siempre lo mejor» (Eva Lavallière).

El dolor es buen amigo, es un enviado de Dios; no le recibas con mala cara. Te libra de muchos males y te facilita muchos bienes. ¡Bienvenido sea!

«Tan grande bien es sufrir por amor de Dios que no hay quien sea digno de esa merced» (San José de Cupertino).

«¡Qué pena tan enorme es vivir sin penas en la tierra!» (San Agustín).

Aun por solas luces humanas, supo ver Séneca las ventajas del dolor, cuando dijo: «Nadie me parece tan infeliz como el que no tiene ninguna desgracia».

Si lo desea, escriba un Comentario sobre este Producto
Su Nombre:


Su Comentario: Nota: No se permite HTML!

Valoración: Malo            Bueno

Introduzca el Código de la Caja de Abajo:

No hay indice de contenidos para este Producto.
Su Compra
0 Productos